El peor enemigo de una mujer.

El otro día mi hija me comentó que una amiguita había dicho que Betty Boop (el personaje de dibujos animados de los 50s) era una prostituta. Cuando le pregunto que por qué su amiga pensaba eso, me dice que por la ropa que viste y que todas las mujeres que se visten así son prostitutas también. Ya ustedes saben, ¿verdad? El frenazo, el trago en seco, la mente trabajando a millón. Qué le digo, qué le digo. Si una se altera, después no quieren hablarte, si criticas su amiga, menos. Uf.

Lógicamente, la primera pregunta fue si ella sabía lo que es una prostituta. Segundo, el sermón sobre no juzgar, aceptar el estilo personal, la libertad y demás conceptos que, gracias a mi eterna letanía, pareciera que mi hija ha captado porque me contestó que ella no pensaba igual y había tratado de explicarle a la amiga.

Esa conversación me dejó pensando en todas las veces que nosotras las mujeres, yo misma incluida, nos descalificamos mutuamente. Somos las primeras en criticar, juzgar y destripar a una compañera por sus actos, sus decisiones, su actitud, lo que sea. Y lo hacemos de una manera tan cotidiana y natural que lo estamos inculcando en las niñas, así el día de mañana ellas también descalificarán a las mujeres de su entorno. Hasta el hecho de criticar a una artista influye. Cada vez que decimos en voz alta que Taylor Swift es un avión o Miley Cyrus una loca, las estamos enseñando a no ser solidarias ni respetar a otras mujeres.

Es una constante que las primeras enemigas que una mujer tiene son las mismas mujeres a su alrededor. Yo, personalmente, soy incapaz de llamar chapiadora a una mujer, por peor que me caiga. En esa palabra, la de moda ahora, va toda la carga patriarcal que le endilga a la mujer todo lo sucio y malo de la humanidad. La infidelidad, los cuernos, el abandono, la deshonestidad, el interés y demás. Entonces, por supuesto, si el marido es infiel, es por culpa de esa mujer vagabunda que lo sonsacó, si el hijo se casa, es por esa arpía que no quiere a su familia, si es en el ambiente laboral, por supuesto que se está acostando con un jefe para tener ese puestazo, hasta “está aburrida hoy porque el marido no le hizo nada”. Los ejemplos son infinitos  Me parte el corazón escuchar mujeres llamándose a sí mismas con ese término, acusando de sinverguenza a una víctima de violencia doméstica, escondiendo toda su ira detrás del “ella me lo quitó”.

Pero esto no cambiará si no cambiamos nosotras. Si no paramos hoy, de criticar, juzgar y acabar con otras mujeres, como deporte. El mal comportamiento seguirá estando ahí, pero, ¿de verdad es a ti que te toca juzgar la vida y las decisiones de esa mujer que criticas? Piénsalo antes de hablar.

La imagen es del fanpage de la Dra. Nancy Alvarez.

11209463_10155598145600217_2928137158380442401_n

Como siempre, la Iglesia buscando la fiebre en las sábanas.

Advierto la avalancha de comillas de este post.

“Los anticonceptivos son enemigos de la familia”.

Según la Carta Pastoral, ésta es una de las razones del “descalabro social”  que vive el país. Claro, porque llenarse de hijos no deseados o que no puedes mantener, son el secreto de la felicidad eterna. Anja.

El matrimonio gay y el “desenfreno sexual” son otros de los enemigos de las “buenas costumbres y los valores morales”. Y yo pienso que, para variar, los representantes locales de la Santa Iglesia están enfocando sus cañones a la dirección  más errada y fácil de todas. ¿Por qué la Iglesia no habla de la falta de educación escolar, de las niñas que son obligadas (vendidas) a unirse a hombres adultos para mantener a sus familias, hasta para comer, por qué no reconoce que su negación a la educación sexual de niños y niñas,es una de las razones que  empuja a generaciones completas al mismo círculo de miseria?

¿Por qué no buscar las causas en la desigualdad social, en la falta de oportunidades para TODOS, hombres y mujeres, en la impunidad que permite al poderoso robar y al pobre, “joderse”? ¿Por qué no habla de la perpetuación del modelo machista que facilita, o justifica, que el hombre tenga varias familias, con hijos por doquier, hecho que es alabado por la sociedad, incitado desde que el niño empieza a hablar? Ese modelo de macho que tantas veces engendra ese ausentismo paterno, dolorosamente reproducido en miles de familias dominicanas. Hombres que preñan y parten, que a veces sólo proveen y otras tantas ni eso.

¿Por qué no reconocen que el clima de opresión que deben sobrevivir los homosexuales y las lesbianas, crea el escenario perfecto para las dobles vidas, los engaños, la vulnerabilidad? Cuando una sociedad no permite a sus miembros vivir en total y completa de libertad de elegir a quién ama y a quién se une, algo está muy mal.

Y, por supuesto, según la Pastoral, el divorcio es otra de las principales causas del tollo social que vivimos, porque las golpizas, la violencia, la infidelidad patológica, la falta de amor, son tal vez las claves de un matrimonio duradero y feliz. Ah verdad, que en el 1954, donde se quedó la Iglesia, sí lo es.

Ayer jueves, Inés Aizpún, siempre certera, hablaba también de la doble moral de la sociedad dominicana (común en todas las sociedades que viven bajo el esquema conservador y machista), que aúpa al personaje público y se hace de la vista gorda ante sus “indiscreciones” y “deslices privados”, como suelen denominarse a las amantes, queridas y segundas-terceras familias de los hombres prestantes.

No pretendo crear un tratado sociológico de por qué nuestra sociedad va por la cloaca, ya que no poseo ni los estudios  ni la preparación, pero como simple mortal, madre, ser humano, ser con tres dedos de frente, fallo al tratar de entender cómo se insiste en buscar culpables donde no están.

Esta es la nota del Diario Libre que reproduce parte de la carta.

lapuraveidá en Creciendo en Familia: Ahora es que tu vida tendrá sentido.

 

010695C2-EE90-4EFE-8E27-D68862F6EA49.jpg__294__440__CROPz0x294y440

Les dejo mi más reciente contribución al blog de Creciendo en Familia. Espero que les guste, y ojalá me dejen sus comentarios al respecto.

¿Tienen sus vidas más o menos sentido ahora?

 

Pueden leerlo aquí —> http://creciendoenfamilia.com.do/index.php/vida-de-padres/vida-de-padres-blog/item/826-ahora-es-que-tu-vida-tendra-sentido

 

 

Nota: Estas son otras colaboraciones anteriores a la misma revista:

http://creciendoenfamilia.com.do/index.php/vida-de-padres/vida-de-padres-blog/item/653-por-qu%C3%A9-mi-hija-no-tiene-facebook?
http://creciendoenfamilia.com.do/index.php/vida-de-padres/vida-de-padres-blog/item/492-la-organizaci%C3%B3n-nos-une

Los colegios y sus pagaré

a Pagare

Uno de los dolores de cabeza más potentes para los padres hoy día, es la educación de los hijos. Indudablemente. Y dentro de ese renglón tan amplio, el colegio y su correspondiente colegiatura, se llevan la mayor parte. A raíz de que saliera en las noticias recientes que un colegio privado había obligado a los padres (“morosos” aclararon después) a firmar un pagaré para permitir a sus hijos permanecer asistiendo al centro educativo, recordé lo que he visto y escuchado en algunos de los colegios que he visitado.

A su tierna edad, mi hija ya ha estado en varios colegios  (este agosto inicia en el 4to.) y en cada cambio he realizado una búsqueda intensa y exhaustiva, que ha involucrado visitas, entrevistas, llamadas que no condujeron a nada, etc. Y más de una vez debí recoger mi quijada que cayó al piso, intempestivamente, ante el asombro provocado por la cifra que esa amable secretaria o directora me informó. Y, por supuesto, ¿cómo olvidar el colegio que ante mi pregunta si no tenían planes de pagos mensuales -como la gente normal creía aún yo ilusamente- me refirió a una entidad bancaria, con la cual tenían un acuerdo para esos padres que “no pueden pagar la colegiatura anual”.

Entonces, si hay colegios que para recibir el pago mes tras mes te mandan a un banco para que pidas un préstamo, y que sean ellos los que corran el riesgo o cojan la pela de cobrar, un pagaré no es nada. Y no es que esté de acuerdo conceptualmente con el pagaré en sí; a mí nunca me lo han pedido y, honestamente, no sé qué haría si este colegio que acabo de elegir de repente me sale con eso. Probablemente ponderaría el estrés de buscar uno nuevo, el progreso que la niña tenga en él y seguro lo firmaría. Porque yo sé que voy a pagar, por tanto no me preocuparía; yo dejaría de hacer cualquier otra cosa antes que no pagar el colegio, pero también sé que hay padres que no piensan así. Todos conocemos familias donde no faltan los viajes, las compras, los lujos, pero deben 8 meses del colegio de los niños. Gente que inscribe los muchachos en colegios que están por encima de sus posibilidades y después se pasan el año, de lío en lío. Y gente que tiene los hijos en colegios cuya cuota puede pagar con el menudo de un fin de semana, y aún así se atrasa 4-5-6 meses. Hay de todo como en botica, pero las reglas deben ser únicas.

Ahora, ¿qué implica realmente un pagaré? Es un compromiso de pago, que autoriza al negocio a cobrarse esos cuartos como sea. La definición de wikipedia es: un documento que contiene la promesa incondicional de una persona (denominada suscriptora), de que pagará a una segunda persona (llamada beneficiaria o tenedora), una suma determinada de dinero en un determinado plazo de tiempo. Su nombre surge de la frase con que empieza la declaración de obligaciones: “debo y pagaré”. La diferencia entre la letra y el pagaré es que el pagaré es emitido por el mismo que contrae el préstamo.

Pero el niño no es una nevera, el colegio no se lo puede llevar. Entonces, si la ley de Educación dice que ningún estudiante puede ser privado de la enseñanza por ninguna razón, ¿qué va a hacer el colegio? Oh, mandarte un alguacil a tu casa. Qué bochorno. A eso es que los padres se exponen y temen.

¿Es correcto, no lo es? Yo no lo sé. Lo único que sé es que es penoso que hayamos llegado a estos niveles de irresponsabilidad, de carestía, de insostenibilidad tanto en el hogar como en los negocios (que eso son los colegios, no son ONG).

Aquí está la noticia original –> http://www.eldia.com.do/nacionales/2013/7/17/119590/Colegios-justifican-pagare-notarial

® La foto es de la web http://todoproductosfinancieros.com/

La semana en fotos

20130712-225345.jpg

20130712-225357.jpg

20130712-225414.jpg

20130712-225424.jpg

20130712-225449.jpg

20130712-225520.jpg

Un año pasa demasiado rápido

Image

Este es un día que no quería enfrentar. Esa alarma sonó varias veces gracias al snooze en un, estúpido, intento de retrasar lo inevitable. Levántate y enfréntalo. Esto ha sido demasiado rápido para nosotros, llegamos a este primer año sin ti, casi sin darnos cuenta. La realidad es implacable, he dicho antes, no te da tregua ni tiempo para acostumbrarte, es lo que es y ya.

Esta mañana (en ese continuo intento por no empezar el día) buscaba afanosamente en viejos álbumes fotos de nosotros dos, para poner en este post y usar de perfil. Tristemente me di cuenta que no tenía muchas, los contados cumpleaños de la niña como mucho. Los últimos años no fueron los mejores en cuanto a nuestra relación, y eso lo llevaré como carga. Discutimos mucho, no estuvimos de acuerdo en tantas cosas. Vivíamos, como vive la gente, sin darse cuenta de que vive.

Pero nada, a intentar hoy sólo recordar los buenos momentos, las risas, los viajes a la playa, los quesos con cualquier cosa, los bailes, la vida.

Te extraño y te quiero.

 

Se va el 2012.

Siéntanse libres de dar saltos de alegría, si a ustedes el 2012 los golpeó, maltrató, pulverizó como a mí.

Pero como siempre hay un pero, he decidido (“decidido” = dicen todos los libros que me recomiendan para mejorar mi ánimo) enfocarme en lo bueno, positivo, sano, en fin, en la abundancia que sí se evidencia en mi vida. Por eso, quisiera que antes de terminar este año poder hacer algunas cosas de las que disfruté en este fatídico periodo. Estoy consciente de que sólo le quedan 5 días a este año, pero creo que hasta yo en mi vagancia podré lograrlo:

Disfrutar un atardecer con un café y una margarita de jengibre en La Alpargatería.

Desayunar en el Palacio de la Esquizofrenia, frente al Parque Colón, en la Zona Colonial, con toda la calma del mundo y bolitas de queso.

Ver una película vieja en el Rincón del Cine.

Aún así, justo es dar gracias por lo que sí tuvo de bueno este 2012:

Retomé mi lucrativa y centelleante carrera en la radio, con los Martes de Lectura a través de Uepa Radio Show. Gracias a Aura Rosa por confiar en mí.

Se fortalecieron amistades nuevas, semi-nuevas y viejas. Siempre hay gente a la que querer.

Regresé a una de las agencias que me acogió durante mis inicios en la publicidad, y a la que siempre quise volver. ¿Ven? ¡visualizar sí funciona!

Nació mi bello sobrino Giovanni Rafael, al que aún no conozco en la vida real pero del que tengo tantas fotos que puedo publicar dos libros. No aguanto las ganas de apretarlo.
IMG_0752

Mi madre está sana y fuerte, Alma crece y aprende, me llena de retos que debemos superar cada día, pero el aprendizaje es para ambas y así lo enfrentaremos.

IMG_0756

Gracias a la vida que te quita y te da. Aún lloro, pero acepto que es natural y que así será por un tiempo. Que las lágrimas no me impidan nunca dar las gracias.