Decálogo del cabello rizado.

1) Hidratar, hidratar, hidratar. Hazte adicta a los productos para hidratar, sobre todo, naturales. Aceite de coco orgánico y acondicionador de coco marca Suave son mis dos productos favoritos (*)

IMG_6341

2) Cortar las puntas periódicamente. El cabello rizado se parte fácil (¿alguien dijo nudos?).

3) No secar el cabello con toallas. El material de las toallas ¨engrifa¨ el cabello, mejor envuélvelo en una camiseta de algodón hasta que absorba el exceso de agua y después dejar secar al aire.

4) Dormir con una piña o trenzas. El objetivo es evitar que el cabello roce con la almohada durante toda la noche, esto aplasta los rizos. La piña consiste en recoger todo el cabello en una cola sobre el tope del cráneo (yo, personalmente, me hago una trenza con el cabello recogido o muchas trencitas finas). También recomiendan envolver todo el cabello en un pañuelo de satín (hay incluso unos gorros como los de baño), pero en este calor eso es un poco difícil.

5) Desenredar cuando esté mojado. Usa un peine de dientes anchos y, con el acondicionador puesto, desenreda. Con paciencia, desatando cada nudo.

6) Renunciar al calor, ya sea blower, secador o tenazas. Lo siento.

7) Dile no a los sulfatos, siliconas y demás productos artificiales. Si no lo puedes pronunciar no debes comerlo ni aplicar a tu cabello. Aprenderás a leer todas las etiquetas. Estos son los peores enemigos de tus rizos. ¡Atenta!

8) No usar cepillos regulares ni cepillar cuando esté seco. Jamás cepilles tu cabello.

9) Paciencia. Probar y probar hasta encontrar el método y productos que te funcionen.

10) No ser tacaña con el acondicionador. Nunca es demasiado. Te lo prometo.

OJO:  en la foto el que parece es el shampoo, que NO uso, lo que uso es el acondicionador, incluso como shampoo.

Anuncios