Año viejo y año nuevo.

Todos somos un cliché, eso no hay cómo negarlo. Mientras más temprano lo aceptes, mejor será. Por eso, a pesar de que tengo este blog prácticamente abandonado, no puedo resistirme a crear la consabida entrada de las resoluciones para el Nuevo Año.

En diciembre pasado, pasé revista (para usar una palabrita de moda) de lo difícil y doloroso que había sido el 2012 y me prometí pocas cosas. Todas las cumplí a lo largo de este 2013, más unas cuantas que llegaron sin planificar. O sea, que me fue bien en este 2013. Quejas no tengo, ni remordimientos tampoco.  Para este año que termina sólo me propuse usar más faldas y eso lo logré. Para este año 2014, aparte de mantenerme relativamente sana mentalmente, procuraré no montarme ni mi carro ni yo en otra grúa. Es cuanto.

Keep it simple, people. Feliz fin de año.

Screen Shot 2013-12-30 at 4.09.13 PM

 

 

Anuncios

Limpieza de costas

Nunca sé qué decir sobre la Limpieza de Costas que, desde hace varios años, realiza el Ministerio de Medio Ambiente con el apoyo de varias empresas privadas (y que cada año se suman más). Tengo demasiadas ideas encontradas y contradictorias al respecto. Pienso que, como gesto simbólico, el primer año -y hasta el segundo- pudo haber sido completamente loable y hasta heróico (ni por todo el dinero del mundo yo me pongo a recoger todas esa basura), pero continuarlo año tras año sin implementar medidas para evitar que esas mismas playas sean ensuciadas de nuevo, me parece un desperdicio total de recursos, tanto en dinero, horas como en el tiempo de todos esos voluntarios. Como arar en el desierto o algo así.
Y no lo digo tanto por las empresas que se unen y patrocinan (sus intenciones y objetivos no son parte de esta divagación, tema aparte), sino por el papel de las autoridades involucradas. A Medio Ambiente le corresponde, junto a otras instituciones de cada zona, por ejemplo, las alcaldías, ejecutar campañas y medidas para evitar, penalizar y castigar a quienes ensucien las playas de todos.
Pienso que el país se beneficiara más si ese gran esfuerzo estuviera acompañado de una intensa labor educativa y de concientización para que la ciudadanía no echara más basura en las playas.
Pero eso yo no lo he visto y que me corrijan los involucrados.

De cómo los sueños se hacen realidad.

Erase una vez una joven amante de la danza y los vestiditos floreados, que fue a la universidad a conocer a sus amigas. La isla le quedaba pequeña para tanto que ella quería aprender y aprehender, y plagado de alfajores, despedidas y bienvenidas, inició un camino de aprendizaje que la llevó al Sur, al Viejo Continente, de vuelta a la isla y a nuestros corazones. De allá trajo un mocano y una mandarina, pero también traía el sueño que hoy entrega al mundo.

1240605_10153206467565175_1943784092_n

Hoy mi amiga, comadre, hermana, Patricia Flores, pone en circulación su libro Cuerpos en Movimiento, Historias en Danza Movimiento Terapia. Una obra que trata de su trabajo, su compromiso, con el bienestar, la salud, la vida plena.  Mucha felicidades Migui.

 

Leave Miley alone.

 

Al otro día de los VMA’s, internet estaba lleno de videos de la actuación de Miley Cyrus, todos los blogs hablaban de eso, memes, gifs y parodias a granel. Exitosa la estrategia, ¿verdad? Yo no voy a poner el video aquí para no  aportar al morbo, si usted no lo vio (y no lo ha visto, una semana después) salga de debajo de su piedra y búsquelo en cualquier parte. Ahí estará.

Lógicamente, la moneda tiene dos caras. A los dos días circulaban los artículos criticándola, las lecciones morales que se pueden extraer, cartas a las hijas, etc. Se inició incluso un “movimiento” para prohibir que las niñas/adolescentes vieran o escucharan a Miley Cyrus. Censurada, bloqueada.

Ahora bien, si su hija se encontró fabulosa la actuación de Miley en los VMA, ya usted fracasó. Prohibirle ahora verla, no sirve de nada. Yo no la apoyo ni la defiendo, me es indiferente. Lo que pasa es que la gente se pasa la vida endiosando a otro, y cuando el otro se comporta como ser humano, es una basura. ¿Y entonces? Viven pendientes que si la Kardashian hizo un sex tape o no, aplauden a rihanna porque sale en hot pants y nadie habla del mal ejemplo que le da a sus fans al perdonar y seguir con un novio golpeador, hace años que ni siquiera se levanta una ceja ante la desnudez y el sexo sin control por todas partes. Se escandalizan porque Hannah Montana creció y lo demostró en televisión nacional. ¿Y? ¿Acaso han sido estos, o los otros, unos premios donde se destaca el comedimiento, la pureza, la decencia? Hellooo, despierta América.

Alma cuando la vio se sintió hasta ofendida, no lo podía creer y tuvimos esta conversación:

-“¿Qué le pasa, por qué se comporta así, ella no era “así?”

– “¿Y cómo es ‘así’, Alma?”

– “Oh, de fresca y atrevida, en ropa interior, y mira cómo se pega de ese hombre. Ella no lo conoce”.

Yo no sé si el trauma le durará y si realmente aprenderá que la gente no tiene que comportarse así regularmente, pero, ¿lo entienden los demás, los que miran cuando otro lo hace?

De redecillas y rizos.

99272ace234741ee488d5754145fd5de
Si algo he aprendido desde que decidí abrazar mis rizos de manera definitiva hace tres años es que la aceptación y la creatividad son claves en el reto que representa llevar un estilo natural en una sociedad como la nuestra. Muy triste, lo sé.
Yo, por suerte, he aprendido mucho sobre cómo cuidar, mantener y peinar mi cabello rizado (el monstruo con vida propia le llamo), y sé que me falta mucho por aprender, sobre todo los días en los que no tengo la más mínima idea qué hacer con estos moños, pero este proceso ha sido todo menos fácil. Desde pequeña, la mujer dominicana reconoce a su estilista o salonera como una figura muy importante en su vida, su guía en cuanto a belleza y demás, pero ¿qué pasa? Muy pocas son defensoras del estilo natural y, por tanto, es muy difícil encontrar alguien que te ayude en ese proceso de liberar a tu cabello real. Entonces, lo más común es escuchar razones por las que estás loca si vas a andar con ese pajón, por qué se te va a dañar el cabello, etc. Regularmente, lo que haces es dejar de ir al salón y punto. A buscártela como puedas para domar la bestia. Creo que por eso muchas desisten y caen de nuevo en las garras del blower, se necesita paciencia. Mucha.
Criticamos mucho el uso de redecillas en la calle, es un chiste constante. Pero si vamos al fondo, la redecilla representa, como tantos otros símbolos, la negación de nuestras raíces, de nuestra identidad. La redecilla es la armadura del tubi, ese aliado por excelencia de la mujer dominicana y su afán por el pelo lacio. Y es un compromiso a rajatabla e inútil, aprendí también. Si para ti es vital someter tu pelo a un tubi durante horas, que implique salir a la calle con él, quitándotelo sólo al llegar a tu destino, es porque, evidentemente, estás forzando a tu cabello a adoptar una textura que no le es natural y el cabello se resiste. Sencillo.  Yo misma, cuando usaba el pelo lacio, iba al salón sábado en la mañana y, si no tenía que salir más, me quitaba ese tubi el lunes en la mañana. Lo juro. Probablemente sin necesidad, porque en este proceso me he alaciado el cabello 2 ó 3 veces, por gusto, sin necesidad de tubi ni mayores esfuerzos. Esto es parte del gran aprendizaje: conocer más mi cabello, cómo se comporta, qué hace y qué no hace. ¿Quién lo diría? 38 años después finalmente amo mi cabello. 
Image

¿Cómo le ganamos a Cuba? o Erase una vez la lectura comprehensiva.

Hay una frase que se usa mucho cuando se quiere resaltar la desventaja y/o atraso que tiene República Dominicana en relación a temas de educación, deporte, salud, y otros, y es “¿Cómo le ganamos a Cuba?”, queriendo explicar (especulo yo) lo difícil y a veces imposible que resulta superar al hermano país que, si bien sufre muchas carencias y limitaciones, nos lleva la palma en las cuestiones de mayor peso. Sobre todo educación. No estoy segura cuándo ni por qué surgió o se popularizó el dicho (hay quiénes me dicen que a raíz de los Juegos Panamericanos del 2003 que se celebraron en el país, pero no lo he comprobado), pero de que encierra una gran verdad, es así.
Y no digamos sólo a Cuba, que con su bloqueo ha alcanzado niveles educativos superiores a los de la mayoría de los países de la región, sino a otros de igual o mayor nivel de desarrollo. La República Dominicana tiene el (des)honor de ocupar los últimos lugares en las pruebas regionales de matemáticas, lectura, ciencias, lengua, LECTURA. Lo repito porque ahí radica la fuente del entendimiento y que hayamos llegado hasta ahí es un punto de imposible comprensión para mí. Nuestras escuelas están graduando, escupiendo sería el término más apropiado, gente que lee (a medias) pero no entiende.

Lee pero no entiende

Y lo vemos todos los días; en los trabajos, en los establecimientos comerciales, en la redes, en el metro, gente que no comprende las instrucciones de abrir un empaque, que lee las noticias y no entiende, que vuelve y pregunta lo mismo que se supone “ya leyó”.
¿Cómo le vamos a ganar a Cuba (o a cualquiera de los mercados con los que se supone que competimos) si nuestros bachilleres/universitarios no pueden ni completar un sencillo formulario? Lo veo a diario, una extrema dificultad para seguir unos pasos sencillos. Y lo son, sin mentir: formularios simples. ¿A qué tipo de puesto puede aspirar una persona que no es capaz de entender cómo funciona el cuestionario para aplicar por ese empleo?
Más allá de la inversión en planteles y aulas, en tanda extendida y mejorar la calidad de los maestros, hay que profundizar en qué área, dónde está la debilidad de nuestra educación que nuestros “profesionales” son analfabetos funcionales. De seguro, los expertos en educación saben dónde está el “maco”, yo no sé si es en la educación básica, en la media o si es la falta de la educación preescolar (que he dicho mil veces es un factor que incide en por qué los dominicanos somos visceralmente incapaces de hacer una fila y/o caminar en fila recta, pero ese es otro post). No son sólo las faltas ortográficas, los Real Khotize y demás, es que ¿cómo pretenden aprender algo si no entienden lo que leen?
Mientras tanto se llena ese hueco, seguiremos dando la misma respuesta, escrita en el encabezado, una y otra y otra vez.

lapuraveidá en Creciendo en Familia: Ahora es que tu vida tendrá sentido.

 

010695C2-EE90-4EFE-8E27-D68862F6EA49.jpg__294__440__CROPz0x294y440

Les dejo mi más reciente contribución al blog de Creciendo en Familia. Espero que les guste, y ojalá me dejen sus comentarios al respecto.

¿Tienen sus vidas más o menos sentido ahora?

 

Pueden leerlo aquí —> http://creciendoenfamilia.com.do/index.php/vida-de-padres/vida-de-padres-blog/item/826-ahora-es-que-tu-vida-tendra-sentido

 

 

Nota: Estas son otras colaboraciones anteriores a la misma revista:

http://creciendoenfamilia.com.do/index.php/vida-de-padres/vida-de-padres-blog/item/653-por-qu%C3%A9-mi-hija-no-tiene-facebook?
http://creciendoenfamilia.com.do/index.php/vida-de-padres/vida-de-padres-blog/item/492-la-organizaci%C3%B3n-nos-une