Día de la mujer

El día de la mujer no es un día para celebrar, ni siquiera para felicitar. No es que yo sea de las que ven siempre el vaso medio vacío o ande todo el tiempo acompañada de una nube negra particular, sino que para mí es un día para conmemorar -que no es lo mismo-.

Conmemorar los avances, reconocer los logros, pero sólo lo suficiente para que no se nos olvide el trabajo diario que es lo único que algún día, logrará eliminar la necesidad de un día de la mujer. No es un día para celebrar mientras en el mundo haya mujeres sometidas al abuso, a la violencia, a la discriminación. Mientras haya mujeres a las que se les impide estudiar, mujeres a las que desalientan de seguir una carrera por que “tú lo que tienes es que casarte bien”, mientras haya mujeres que tengan que pedirle dinero al esposo hasta para ir al salón. Mientras haya mujeres que no tengan ni voz ni voto en sus hogares, mientras haya mujeres que no tengan ni una cuenta de banco.

No es un día para celebrar mientras haya mujeres, niñas, adolescentes, envejecientes, que sean consideradas como ciudadanas de segunda categoría. Mientras la conducta sexual de una mujer sea usada en su contra, mientras haya mujeres acusadas de provocar una violación por su forma de vestirse o actuar. Mientras el aborto siga siendo penado por ley, mientras la mujer no sea la verdadera dueña de su destino, no es un día para celebrar.

Sí es razón para celebrar todas las razones que hacen una maravilla el ser mujer: que reímos cuando queremos llorar, que lloramos cuando estamos nerviosas, que sólo nosotras, entre nosotras, entendemos estos cambios. Porque somos madres, hasta el final de nuestros días, despiertas, dormidas, trabajando, divirtiéndonos, haciendo el amor, estudiando. Porque podemos ser todo eso y más, cada día de nuestras vidas. Todos los días son nuestros días.

* Era ayer que iba este post, pero blogger dijo que no (debe ser hombre).

Anuncios

2 comentarios en “Día de la mujer

  1. Gitti, excelente este post, esas cosas son las que me preocupan de este mundo, sobre todo cuando pienso que debo preparar a mi hija para que defienda los derechos que son inherentes a ella.

  2. Me encantó tu post, Gitti. Este es un tema que me ha ocupado muchas horas de reflexión y terapia. Eso, por supuesto, asumiendo mi responsabilidad sobre mi propio desarrollo como ser humano y porque estoy criando un adolescente (y otro en camino) y la responsabilidad de una nueva generación de (hombres y mujeres) no-machistas recae en nosotras. Recae en nosotras porque es poco lo que podemos hacer por cambiar los hombres en nuestra vida pero si podemos hacer que nuestros hijos vean las cosas de forma diferente. Tenemos el poder ahora de mejorar la situación para las generaciones siguientes, aunque sea granito a granito. El Tema del aborto se presta a mucha discusión y puede ser considerado desde muchos puntos de vista, pero no estoy de acuerdo con que sea una opción.Gracias por compartir!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s