Lo más cerca que Alma y mis pies estarán del agua.

Hace casi 18 años que mi familia vacacionó junta en Semana Santa; separados, los hijos y primos, hemos aprovechado estos días en diferentes lugares, pero como familia, no. En esa época, las viejas de mi casa (me matan si leen que les digo así) hicieron una promesa, para siempre, y así ha sido acatado. Este año, como otros anteriores, gracias a un visceral rechazo a las multitudes en traje de baño, estaremos disfrutando la ciudad de Santo Domingo que cada vez tiene más devotos recorriendo sus ya no tan desiertas calles. Podré finalmente enseñarle a Alma dónde está mi escuela (Apec), iremos a la Puerta de la Misericordia (gracias profe Natalia por el encargo), nos encargaremos de las inevitables tareas de recoger, pero, más importante, remojaremos nuestros pies –yo-, y todo el cuerpo –ella- en sendas piscinitas, rodeadas de amigos y gente querida.

Los que vayan a salir, cuídense, hay alerta amarilla en varias provincias. En Puerto Plata siempre llueve, así es que no le eche la culpa a los dioses. Manejen despacio en la Autopista Las Américas. Párense en el Típico Bonao y tráiganme un dulce de Miguelina. Echen en una alcancía el dinero del peaje. No se beban todo el romo el Viernes Santo. No se dejen atracar de los que alquilan la banana. Pórtense bien la fila del buffet; no tiene que servirse todo de un tiro.

Los que se quedan, denle una oportunidad a los parques de Santo Domingo, a la calle El Conde, los museos –los que no cierren-, la Zona Colonial sin líos de parqueo, el Acuario, y otros lugares que la prisa y los tapones diarios no nos permiten. Visiten altares como dice la gente de antes; yo haré par de visitas que debo y prometí. Y para todos, el mundo no se acaba el Domingo Santo, hay más días para gozar, beber, andar. Pensemos en la salud, la familia, y sobre todo la paz.
Nos vemos en alguna calle de la maltratada Santo Domingo.

Anuncios

3 comentarios en “Lo más cerca que Alma y mis pies estarán del agua.

  1. Aprovecharé y me daré vueltas por el Santo Domingo que casi todos los días, no puedo ver.

  2. Punta bañera resort es lo que me toca cada año!

  3. Tengo dos años pisaos quedándome aquí en Semana Santa y creo que lo seguiré haciendo por mucho tiempo. Es la única época del año en que es verdaderamente placentero pasear por la ciudad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s