Me dieron un maracazo

Los que me conocen saben de mi rechazo incontenible a toda música, que a falta de un término mejor llamaré “de calle”, aunque allí incuya también a la bachata (y por esto he sido llamada esnob o frutafina dependiendo de quién lo diga), saben que en mi colección –y gusto- musical apenas aparece un aislado track de merengue para las fiestas, sobre todo si es de los 80’s, poca salsa sólo de Marc Anthony o las viejas de Ruben Blades, recientemente El Torito porque me cae bien, las más limpias de Calle 13, y así por el estilo. No soy crítico musical, ni mucho menos, tampoco me jacto de ser una gran conocedora de la música en general, porque no lo soy. Oigo lo que me gusta y ya. También he sido muy honesta sobre lo que pienso acerca de los géneros mal llamados urbanos, por lo que representan y promueven.

En ese sentido, y quizás en medida más inflexible, me opongo con uñas y dientes a exponer la niñez a estímulos poco educativos, que a la franca reflejan actitudes impropias para sus mentes impresionables. He llegado a prohibirle a los –pocos- que tienen libre acceso a mi hija que en su presencia se vean ciertos programas, canales, o se escuchen ciertos géneros y canciones. ¿Cuáles? Todos sabemos que prácticamente la programación completa del Canal 5 , sobre todo las promos de sus propios programas, no son aptas para niños, que el reggeton, el hip-hop (*) y la música nuestra de hoy, esa misma que es objeto de los chismes faranduleros del momento, no enseña nada sino que al contrario, daña. En esta semana en mi oficina prácticamente hicieron una fiesta viendo en youtube el video de una niña de aproximadamente 3 años bailando el “tuliquitaca”, o algo así, y mientras todos aplaudían yo sólo me preguntaba cuántas veces debía haber visto eso esa niña para aprender a bailar así y se me enfriaba el corazón. O sea que no he escatimado esfuerzos para tratar de aislar a mi pequeña, mi proyecto, de estímulos a mi entender nocivos. Hasta luché contra la fiebre desatada por el ya famosísimo High School Musical por considerar que ella, a sus 4 años, está muy pequeña para ver programas donde sus personajes se besan en la boca (¡), pero debo confesar que esa batalla la perdí y me consuelo pensando que al menos estamos trabajando aún más el inglés escuchando el bendito CD a toda hora.

Por todo eso y toda la música clásica, infantil de la buena, Fito, Drexler, Moby, Bosé, Soda, poesía, new age, más poesía, patito, etc., que cuidadosamente he elegido para ella, me llené de frustración cuando al pasar frente a un colmadón donde retumbaba uno de los tantos “éxitos” de este merengue de calle, ella no sólo levantó los brazos para bailar, sino que ante mi estupefacción, tuvo la lindura de decirme –“eso es maraca-maraca mami”-.

Para mí, el tiempo se detuvo en ese momento. Lo juro. Claro que ella confesó quién llevó ese adefesio a su entorno, que hasta ahora creía limpio, pero el resultado es el mismo: la burbuja se rompió. Me temo que por más que me esfuerce no podré aislarla del todo. Sé que el sol no se tapa con un dedo y no es eso lo que pretendo, sino proveerla de estímulos más edificantes, sin que por eso dejen de ser divertidos, ricos, pero sanos. Sobre todo sanos. Poner a niñas a bailar como strippers o frentes de orquesta NO es sano, nadie que me lo discuta. Poner a niños a repetir “dale dale dale” NO es sano. Pero esto lo que me enseña es que en casa podemos hacer muchas cosas pero una vez ellos salen de ese ambiente protegido, se exponen a gente que quizás no tiene el mismo cuidado ni escrúpulos. Tal vez la clave está en trabajar más y más claro en casa, pero no sé, el “mami eso es maraca-maraca” me torturará un poco más. Lo presiento.

(*) A pesar de mi rechazo trato de entender la diferencia entre estos géneros para no catalogarlos de manera incorrecta.

Anuncios

13 comentarios en “Me dieron un maracazo

  1. Te dieron tu maracazo, gitti.Yo te entiendo, porque mi madre era/es igualitica a ti. Y me ves, en mi repertorio musical, no tengo nada de “calle”, aunque lo conozca porque es practicamente inevitable a mi edad.Yo creo que el truco está en reforzar los valores que quieres infundirle a tu nena, enseñarle lo bueno, pero también mostrarle que hay cosas que no precisamente son buenas. No puedes pretender que tu niña vive en un caja de cristal, algún día cuando comience ir al cole y hable con otros niños estará expuesta a “maracas y maracas”. Ella será tu nena, con principios y música de la buena, siempre y cuadno sepas manejar la dualidad entre: Idealismo y Realidad.

  2. Welcome to the real world!!!!!!! Es duro pero es verdá!!!!

  3. Buenooo amiga yo soy igual que tu, de hecho gracias a dios victor no soporta el reggeton, incluso hace un año me pidio que lo cambiara de colegio porque sus amigos solo oyen reggeton y le explique que eso era el mundo que el tenia que aceptar todo, firme igual que yo no le gusta esa musica pero esta expuesto.. y lo peor es la jerga que nunca pense que iba a escuchar de boca de Victor..Dime loco.., que apero, que vaina, que lo k, eso me quillaaa..creemelo vivi tu mismo chock

  4. Jeje, algo parecido nos pasó cuando mi sobrina (por aquel entonces de 4 años) salió de la nada cantando el estribillo de “pásame la botella”… y lo peor es que NINGUNO de nosotros sabíamos lo que cantaba.Resulta nos desconectamos tanto de lo que queremos aislar a nuestros hijos; que me aterra pensar que no lleguemos a reconocer lo que para ellos ya será algo cotidiano.

  5. de acuerdo con tania. no debes meterla en una caja de cristal. sí es encomiable que le presentes como preferibles tus valores. nadie te da un manual de cómo criar, pero el hecho de que Dios te conceda el privilegio de hacerlo es un espaldarazo a la confianza que él tiene en el trabajo que harás: “instruye al niño en su camino y de grande no se apartará de él”.ahora, ella pensará como querrá, igual que tú.

  6. es dificil presentarle valores a los niños sin aislarlos….es que el maraca maraca y el daddy yankee y vainas asi son que gustan mas aun a los niños que no tienen ese universo cultural que uno tiene…eso de dejarlos probar es como meter una lombriz en un gallinero dique pa que se haga un hombrecito….yo pienso que uno debe seguir siendo estricto hasta que se sienta que los valores han sido aceptados, ya despues de ahi…no queda mucho por hacer.

  7. educar en estos tiempos es dificil…debemos dar gracias los que pasamos de 30, (perdon…uuyy), la educacion que nos dieron fue muy buena, dado que no existian tantas libertades como ahora…la tv, la radio, la prensa, la calle…todo esta a la vista..no hay forma de que se escapen de eso…lamentablemente

  8. querida amiga, te entiendo por el disgusto que pasaste. yo lo unico que te aconsejo es que refuerces tus costumbres sanas en tu niña porque no podemos aislar a los hijos pero si enseñarles lo que tiene valor y lo que no sirve. desde ahora te digo que la crianza hoy en dia no es facil en medio de un mundo tan descompuesto que estamos viviendo. suerte.

  9. Algo similar también me ha pasado con la grande mía – pocas semanas menor que Alma. A veces me asombro de lo que me cuenta y no tengo ni idea de dónde lo saca…Además creo que hasta soy más estricta que tú. A las dos mías (de casi 4 y de casi 2 anos) no las dejo ver aún nada en la tv y de música sólo les pongo a escuchar tradicionales canciones infantiles.A veces me pregunto si no es exagerado lo que hago cuando veo que otros padres actúan de forma completamente diferente… Pero siempre termino diciéndome que mientras yo me sienta bien y crea estar haciendo lo correcto no dejaré de hacerlo tal cual.El futuro nos dirá si tenemos razón.

  10. Con toda la violencia que a diario se vive en este mundo, pretendimos aislar al gurgusio nuestro de juguetes bélicos y programas deTV violentos… todo para que un día, teniendo el como 3 años, nos lo encontramos corriendo con un lápiz en la mano, agarrado como si fuera pistola y gritando “PO!”.En buen cristiano, con los hijos hay que joderse….

  11. Ay mi madre… me imagino cómo te habrás sentido… Qué lata!La sobrina de mi novio que no tiene un año se vuelve loquita cuadno oye la maraca y se mueve, ay Dió… nos jodimos!!!

  12. Oye, yo pienso igual que tu, no tengo hijos, pero cuando los vaya a tener tendre que buscar tu acesoria para que me digas de tu experiencia con todo este asunto…Saludosfritoverde.net

  13. Eso es un lío, lo único que nos queda es explicarles lo que es correcto y lo que no, desde nuestro punto de vista. Dicen que lo que aprendes del nacimiento a los 6 annos son la base de tu vida, lo que realmente crees y eres… pero creo que los niños vienen con aptitudes e intereses específicos, que éso está en sus genes. El mío desde que ve una pelicula oscura pide que se la dejen, que esa le gusta, de “isterio”, yo le explico que el no puede verlas todavía, y le cuesta entender pero no se las dejo ver.El problema es que me voy atrás y me recuerdo con 5 años queriendo ver Barnabás Collins y el Exorcista, y el pique que cogía porque no me la dejaban ver. ¿No habrá venido él con esa predisposición al igual que yo?Me cuestiono, pero también pienso que cada época es diferente, y es la que les toca vivir a ellos.En mi época oir el Conjunto Quisqueya era malo, y Johnny y sus golpes de barriga ni se diga, y oía decir lo mismo que acabo de leer ahora de algunos: “en nuestro tiempos nos críaban mejor”éso lo dicen todas las generaciones.Cuidarlos, protegerlos, incentivarlos pero nunca apartarlos de su realidad, que la vean, la vivan y nosotros nos encarguemos de que no lo tome como ejemplo positivo.Uf se me fue la mano escribiendo, sorry!Oyeme, ¿qué pasó con los lunes de recuerdo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s