Es aburridora esta lluvia

“Llovió durante todo el lunes, como el domingo. Pero entonces parecía como si estuviera lloviendo de otro modo, porque algo distinto y amargo ocurría en mi corazón. Al atardecer dijo una voz junto a mi asiento: “Es aburridora esta lluvia”. Sin que me volviera a mirar, reconocí la voz de Martín. Sabía que él estaba hablando en el asiento del lado, con la misma expresión fría y pasmada que no había variado ni siquiera después de esa sombría madrugada de diciembre en que empezó a ser mi esposo. Habían transcurrido cinco meses desde entonces. Ahora yo iba a tener un hijo. Y Martín estaba allí, a mi lado, diciendo que le aburría la lluvia. “Aburridora no -dije-. Lo que me parece es demasiado triste es el jardín vacío y esos pobres árboles que no pueden quitarse del patio”. Entonces me volvía mirarlo, y ya Martín no estaba allí. Era apenas una voz que me decía: “Por lo visto no piensa escampar nunca”, y cuando miré hacia la voz, sólo encontré la silla vacía…”

Para nosotros, que tenemos casas, buenas, de concreto (cómo cobra importancia esta expresión en momentos así), nos aburre ver la lluvia caer, nos aburre no poder salir, nos aburre suspender actividades, nos aburre que se descarga el inversor. Pero para tantos y tantas hombres, mujeres, niños y bebés que hoy ya no tienen nada; que salir de sus casas que se convierten en trampas mortales, representa decir adiós y perderlo todo. Lo mucho o poco, lo escaso, lo insuficiente. Unos prefieren perder la vida, otros prefieren perder los trastes. Y los dominicanos, como raza, como país, como nación, invertimos más energías en el chisme, en el tú no hiciste o dejaste de hacer que en trabajar.

Ahora hay cifras confusas, sólo 20 “viviendas destruidas” según ellos, 14 muertos, la Secretaria de Educación reanuda las clases hoy mientras el jefe del COE manda a los damnificados a refugiarse en las escuelas , y la directora de la escuela de Villa Altagracia dice que allá ni baños hay en circunstancias regulares. Y así, todo vuelve a la normalidad (de nuevo según ellos). Lo que pasa es que la “normalidad” es lo que asusta en este Macondo.

Sí, fallaron, sí hubo negligencia, sí dejaron de informar pero, como dicen los empresarios, no se pelea arriba de la guagua: cuando lleguemos y acabemos nos matamos, ahora trabaja. Quiero ver el trabajo. Tengo fe en que se hará… mentira no tengo fe en ellos, si no lo hacemos nosotros, tú y yo, y aquél, y aquélla, los que no tienen nada, seguirán teniendo nada.

Una amiga –Carmencilla- está recolectando mantas (sábanas, frizas, frazadas) y enlatados para llevar a estas comunidades. Si puedes ayuda.

*Les debo la foto.

Anuncios

4 comentarios en “Es aburridora esta lluvia

  1. Gitti, bien dicho. A veces nos abruma lo relativo que es todo… nos desesperamos cuando se nos descrga el inversor, pero no nos damos cuenta de que en algún lugar, agluien se desespera porque se le fué la casa con todo..

  2. y todos podemos ayudar de alguna manera, así que pongamonos en eso. En las oficinas administrativas de Edesur, tenemos un jornada de solidaridad y urnas recolectando donaciones, así que tamién pueden traer cosas por aquí. av tirandentes frente a la torre cristal de codetel.hay que ayudar!

  3. *sigh*… leí esto mientras me encontraba de tránsito regresando, y la verdad es que a veces me da ganas de llorar ver la ineptitud de algunos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s