La fiebre no está en las sábanas

A mí no me gusta el reggeton. No me gusta el ritmo (aunque un mal día, bajo el efecto de 4 cervezas haya dado 3 pasos a su compás), no me gusta su combinación de instrumentos ni sus arreglos no me gustan sus letras, y, sobre todo, no me gusta la parafernalia ni el estilo de vida que gravita a su alrededor. ¿Por qué? Porque esta música glorifica y eleva el mundo de la vulgaridad y la mala educación. En este contexto, dejan de ser las piedras que entorpecen el progreso y la superación de la gente común y de repente eres un delincuente y eso es lo máximo. No sabes hablar y eso es lo máximo. Es aceptado que no tengas aspiraciones, es aceptado que no tengas educación y que no te interese cambiar eso, está bien que vistas y te comportes vulgarmente, que las niñas hagan uso de actitudes y ademanes propios de adultas casquivanas, en ese contexto, no sólo todo está bien, sino que es aplaudido, apreciado y copiado. El avance, mucho o poco, que se haya logrado en cuanto a respeto hacia la mujer, se olvida y dejamos de ser parte importante de la sociedad, para ser … hasta me cuesta decirlo: “gatas que le gusta que le den por atra’ “. Es realmente terrible.

Sin entrar en análisis de la industria musical, a veces me pregunto si, ojalá así sea, es una moda, un fenómeno pasajero. Recuerdo que cuando surgieron aquéllas bandas de heavy metal, y rock pesado, muchos padres gritaron alarmados ante estos “músicos” de camisetas desgarradas, cabellos largos que parecían no haber visto peine jamás y una música, bueno, hasta yo debo decir hoy, que era estridente. Lógico que no estoy comparando a Poison con Wisin y el otro, pero con aquéllos venía también un comportamiento único: destrozar guitarras, hablar con monosílabos, encerrarse a oír música a todo volumen, ser descarriados, vestir de negro y la verdad es que, viendo hacia atrás, asustaba a cualquier mamá. Por eso a veces también, antes de acabar con el reggeton yo misma me cohíbo para evitar que me digan: “ahí estás tú hablando como una vieja”.

Pero esa es mi opinión. En el fondo de mi corazón, espero el día en que la moda pase y ya no se escuche más un solo ¿acorde? de este género; creo que sería incapaz de prohibirlo en otro lugar que no sea mi casa (donde lo hago), ni de evitar su difusión masiva. No es mi lugar. Como tampoco lo es labor de la Procuraduría General. Sí estoy de acuerdo, porque la ley lo contempla y la justicia debe aplicarse para todos por igual, en que ameritan prohibición aquéllas canciones que atenten contra la moral (es éste es un tema muy espinoso también porque, ¿la moral de quién: de la gente común o la de los santurrones? ¿la moral que no es atentada por la corrupción desmedida? Ese es otro tema). Pero la ley en eso es clara y específica en cuanto a qué es aceptado o no, y así como prohíben merengues plebes, deben prohibirse reggetones, baladas, salsas, rock, lo que sea plebe.

Por más que yo quiera pensarlo, esta moda no es la raíz ni la culpable de los males morales de nuestra gente, si acaso es un síntoma, una herida más, pero no es la culpable. Los orígenes de la vulgaridad, el descaro, la bajeza, la vagancia, la delincuencia están más lejos; están en la ignorancia, en la falta de educación sostenida y la falta de costumbres. Creo que el sr. Procurador debería ocuparse de los problemas graves de justicia de nuestro país; hay muchos casos engavetados, muchas denuncias en saco roto, tiene un lío con el fiscal general y el presidente de la suprema que deberían resolver, en fin, la fiebre no está en las sábanas. Aunque yo deteste el reggeton.

Anuncios

12 comentarios en “La fiebre no está en las sábanas

  1. gitti, creo que cada epoca trae su mal social…creo que la censura no resuelve nada, no importa si es salsa, merengue, perreo, rock….considero que es igual de vulgar poison que wisin, y compararlos aunque no sea el mismo tipo de musica no está mal..el rock es insoportable para muchos…creo que el problema está en la educación…

  2. A mi me gustan muchas canciones del género, por el ritmo y la música (y lo bien que se oye en mis bocinas), pero sólo escucho los reggaetones que tienen buena letra, porque aunque parezca increíble, los hay con letras románticas y muchos con mensajes positivos para los jóvenes.Particularmente yo no estoy de acuerdo con que se censure el género, pero sí las canciones que tengan contenido obsceno y denigrante, tanto para la mujer como para el hombre.No estoy comparando géneros, pero lo mismo sucedía al principio con la bachata cuando en sus inicios solamente tenían contenido vulgar y era censurada, hoy en día gracias a los nuevos interpretes que reformaron el género, es la música con que se identifica nuestro país internacionalmente, y se ha llevado a los más importantes teatros del mundo, incluyendo nuestro Teatro Nacional.No estoy diciendo que el reggaeton va a llegar a ese mismo nivel, pero creo que el género puede reformarse, porque no se puede negar que su ritmo muchas veces es contagioso.

  3. Estoy sin idea alguna de lo que detestas, Gitti. No sé lo que es el reggeton o reggaeton – cómo me lo puedo imaginar? Disculpa la ignorancia, pero hasta estos lares no ha llegado esa información. 😉

  4. Muy de acuerdo con este post.Reprimir y censurar no creo que sea la solucion a los males sociales que nos afectan.Este genero “musical” es solo un reflejo de la decadencia y la falta de valores en nuestra sociedad.Ahora bien, que se regule las letras y contenidos no solo del regueton, si no tambien de todo aquella “musica” que insite y glorifique el consumo de sustancia prohibidas y la deshumanizacion de la mujer, es buena.Como tu estoy anciosa de que esta moda pase, y deje de torturar los sentidos.Damaris

  5. Ay Susanne, no sabes qué dicha es esa!

  6. Gi…he opinado en otros blogs, y coincido con Alfonso cuando dice que el problema es la educacion, y lee este caso, que se que ha pasado en muchas casas y como tienes una niña pequeña puedes entender,alla voy:Hace un tiempecito un amigo fue a un cumpleaños de niños,llevo sus 2 niñas pequeñas (10 y 6 aprox.), el llevo un cd de una cantante infantil venezolana (una Isha, por decirlo asi), los ADULTOS se empezaron a quejar porque era aburrida y dijeron que pusieran REGGAETON, ante la insistencia tuvieron que ponerlo, inmediatamente los niños empezaron a bailar y ponerse en posiciones que todos sabemos…es ahi donde dos o 3 madres empezaron a decir que eso estaba feo, que no era debido…pero la mayoria voto a favor y pregunto yo: No es deber de los padres educar a sus hijos, respecto a eso?

  7. Definitivamente este post no tiene desperdicios.A mi tampoco me gusta el reguetton. No me gustan sus letras, no me gustan sus bailes, necesito par de lights en la cabeza para bailar uno.Sus letras en su mayoría denigrantes para la mujer y no ofrecen ningún tipo de consejo o motivación para los jóvenes.Palabras que solo ellos entienden, un exceso de joyeria etc.Pero, pero, es de ellos la culpa?Puedo achacar a Daddy Yankie que mi hijo salga delincuente? No creo.Siempre buscamos el problema donde no es.

  8. Will: déjame contarte que en el cumpleaños de una de mis sobrinas, amenacé a la payasita con acabar la fiesta ahí mismo (y no pagarle claro) si me ponía reggeton , ya que lo había advertido cuando los contraté. Yo no sé de los demás niños invitados pero los que están bajo mi yugo…. je je je

  9. A mi no es que me guste… pero a veces oigo par de canciones contagiosas en una fiesta y lo bailo (aunque después me duelan las caderas dos días…)Pero es en chercha…Nadie me puede decir que yo que no lo escucho frecuentemente, ni el que pase escuchando reggaetón será un drogadicto o un delincuente… tal como dice Alfonso y Wil, eso es tema de la educación de cada persona.Las letras normalmente denigran a las mujeres pero ellas prestan sus vocesitas para decir “ayyyy papiiiii dame castigoooo” y vainas por el estilo.Por la plata baila el mono…Y no nos olvidemos de aquel poeta Wilfrido Vargas cuando decía:”que no me den consejoque yo no quiero ver bailando a esa niñacomo una mujer”(en la letra del “Baile del perrito”)

  10. Yo creo que algunos reguetoneros, como en otros géneros incluyendo el merengue, se pasan de la raya….pero todo depende del lugar de donde lo mires…te cuento que mi hermano trabaja en una fundación en barcelona, donde se encargan de integrar a la sociedad niños callejeros de republica dominicana y marruecos, deberías ver el increíble utencilio que han encontrado ellos en el regueton, mi hermano les enseña cosas utilizando este genero, les enseña el idioma, los involucra en el arte, haciendo que escuchen una canción y luego plasmen en un papel lo que sienten al escucharla o lo que entienden que trasmite…lo hacen tanto en versos, como con pinturas….han logrado sacarlos de las calles e incorporarlos a un sistema donde semanalmente tienen acceso a un estudio de grabación y donde pueden aprender instrumentos o a cantar o lo que sea con tal de que no sean seres vagabundos sin un fin. increiblemente cierto o no, éste fue el género musical que mayor resultado ha dado en la incorporación de estos muchachos a una sociedad productiva…….el problema no es el cuchillo, sino quien lo lleve en las manos.

  11. Hoy mismo hablaba con mi hermana en la epoca que mi madre estaba volviendose loca por mis jeans rotos, t- shirt, pelo rizo, rock pesado, pero todo se va a un extremo dependiendo de lo que la flia te vaya inculcando, pues no pase de mi Bon Jovi, Guns and roses, Deff Leppard y parecidos, e increiblemente pase a musica de mayor sentido, y hoy soy muy exigente en cuanto a calidad musical. Pues soy de las que opinan que musica no es solo combinar el sonido con el tiempo, sino tambien de una buena letra…. lo que mas me molesta del reggeton es lo denigrante hacia la mujer, y la incitacion al abuso, con frases como dame, pegame, etc. Frases que se escuchan tambien en muchos hip hop.Yo espero que pase la fiebre, pero los padres no se pueden dormir en sus laureles pensando en que solo es fiebre y que esto no incidira de manera alguna en sus hijos.(Sorry por lo largo, y por la falta de acento jejeje)Un abrazo

  12. estoy muy de acuerdo contigo Gitti, tal vez el regageton no sea el gran problema que crea la desmoralización, y la delincuencia pero tal vez es mas gas para prender la fogata.Mira mucha gente me mira raro porque siendo Joven no soy amante al Reggaetton, aunque confieso que calle 13 (cantantes del denominado Rap alternativo) el cual sus letras son muy fuertes y vulgares, pero porque las escucho con otro valor, el reggaeton afecta a las plantas que van creciendo ese es el problema!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s