El mediocre busca escudarse en aquéllos que tienen talento

Llega un momento en que se siente como arar en el desierto y, honestamente, la ínfulas de ser Quijote a veces se van de vacaciones. ¿Por qué tengo que ser yo, o mi equipo, que nos dediquemos a la heróica misión de cambiar la mentalidad retrógrada de los clientes – y sus intermediarios-… por qué? Ese porqué es furtivo y bromista; por tiempos, sé bien cuál es , lo percibo y lo vivo, pero otros no tanto. A veces me pregunto si no sería más feliz sólo dejándome llevar, haciendo lo mínimo, porque créanme, a veces lo mínimo es suficiente en algunas esferas.

Nunca he creído que esta profesión salvará el mundo, ni creo que remotamente lo pueda cambiar, pero puede hacerlo el desempeño limpio, íntegro, con ahínco, con ganas, no de ésta sino de cualquier área que elijas; o sea aunque con migajas algún granito de arena podremos poner. De vez en cuando tienes la dicha de contribuir con tu trabajo en una actividad que sí es beneficiosa para la comunidad, puedes usar tus conocimientos, tu experiencia, en la comunicación de algo realmente loable. Entonces sientes que vale la pena, lo reconozco, te sientes menos vana, menos cucaracha.

Otras veces, hasta vendiendo suavizante para el jabón líquido de fregar –la cosa menos necesaria del planeta- sientes cosquillitas, emoción porque sabes que estás haciendo un buen trabajo, no estás discutiendo la trascendencia de una vacuna pero estás creándole al jabón X un marco, una personalidad que hará que lo compren, sin alienar ni ofender a nadie, y mucho menos engañar. Yo te estoy diciendo qué tiene de bueno, no que serás infeliz el resto de tu vida si no lo pones en tu carrito ya! Y hasta queda “bonito” todo: las fotos, los textos, la ejecución, todo encaja perfectamente y el resultado es más que digno (como diría el ernest). Una vez leí una frase de uno de los gurús que decía “If a brand ins’t genuinely making the world better, we shouldn’t advertise it”, bueno, no es para tanto, pero se entiende el contexto, o no? Sigamos.

Esos momentos, a veces hasta meses, son buenos. Pero no duran. Una y otra vez te vuelves a chocar de frente con el muro incontenible de la mediocridad. Sí, porque ya entendí que es mediocridad, porque ¿qué otra cosa puede ser? ¿Cómo explicas sentirte que soy yo la única que está cuidando la imagen de su marca? Yo jamás osaría decirle a Alfonso que está describiendo mal a los tigueres de sus cuentos: qué sé yo de eso? Jamás osaría decirle a un ingeniero “esa zapata está mal”. Entonces, ¿cómo osas tú decirme a mí que eso necesita “equilibrio”? no hablo de detalles uno u otro, es de una política, un modo de ver el trabajo, extremadamente mediático: por aquí que es más fácil.
No sé, estoy divagando y no he llegado a ninguna conclusión, quizás porque no estoy buscando una. O quizás sí. Os dejo con algunas reflexiones y definiciones sobre mediocridad. Aquéllo que debemos alejar de nuestras mentes, vidas y corazones. Esa es mi definición.


En esta vida algunos hombres nacen mediocres, otros logran mediocridad y a otros la mediocridad les cae encima. Joseph Heller (1923-1999) Escritor norteamericano.

Sólo una persona mediocre está siempre en su mejor momento. William Somerset Maugham (1874-1965) Escritor británico.

Los espíritus mediocres suelen condenar todo aquello que está fuera de su alcance. François de la Rochefoucauld (1613-1680) Escritor francés.

La mediocridad no se imita. Honoré de Balzac (1799-1850) Escritor francés.

La mediocridad, posiblemente, consiste en estar delante de la grandeza y no darse cuenta. Gilbert Keith Chesterton (1874-1936) Escritor británico.

Los hombres mediocres, que no saben que hacer con su vida, suelen desear el tener otra vida más infinitamente larga. Anatole France (1844-1924) Escritor francés.

* La frase del título es autoría de CarloRui, mi amigo que cruzó al lado. Visítenlo.
Foto de http://www.masterfile.com

Anuncios

9 comentarios en “El mediocre busca escudarse en aquéllos que tienen talento

  1. Nunca he entendido porque nuestra profesión no se respeta, siempre es lo que quiere el cliente lo que va, si fuera doctora seguro que nadie me diria cómo quiere que le haga la operación, pero lo que más me preocupa es que poco a poco le voy perdiendo amor a lo que hago y voy amarrando el burro donde diga el dueño, aunque después vea con pena como efectivamente el burro se ahorco.

  2. mi frase favorita fue: “Sólo una persona mediocre está siempre en su mejor momento”. William Somerset Maugham (1874-1965) Escritor británico.

  3. …una forma mediocre de corregirte un trabajo es esta: esos artes para anuncios para carros (una campaña para colchones). No en términos de contenido sino de ejecución, como si los anuncio tuvieran un patrón con respecto al producto, tal “layout” parece un anuncio de carro porque elegiste un plano común (una foto, un texto y un cierre). Y lo duro del asunto es que, de donde ha venido el comentario, de una persona a la que siempre tomo en cuenta sus críticas por el sentido práctico que le aplica. De verdad sorprendió pero al final me di cuenta que la idea era sólo joder, pero bueno, sigamos.Otra mediodridad, es que tu jefe premie con un ascenso, por el sólo hecho de haberte pasado todo una año limpiándole las medias con la lengua….y quien sabe que otra cosa más.He visto muchas cosas mediocres en estas últimas dos semanas, y eso que sólo he mencionado la interna, si te figo de algunos clientes, es para morirse.

  4. me gusto mucho esta fraseLa mediocridad, posiblemente, consiste en estar delante de la grandeza y no darse cuenta. Gilbert Keith Chesterton (1874-1936) Escritor británico.muchos creen algo que no es real y consideran que lo mejor es lo que hacenesa es una de las parte mas fuerte de la vida!!!

  5. te entiendo, en un pais de sabelotodos, donde todo el mundo es “todologo” el sentimiento de frustracion viene muy seguido, pero respira y tranquila y lucha por tus ideas

  6. Tienes toda la razón. Me ha tocado trabajar con algunas personas que solon hacen por “lo que las contrataron para hacer”, sin molestarse en salirse del montón, en hacer la diferencia, en motivar y enseñar a los clientes a hacer lo que es mejor para ellos y para sus productos. Mi frase favorita de estas es: Los espíritus mediocres suelen condenar todo aquello que está fuera de su alcance. François de la Rochefoucauld (1613-1680) Escritor francés.

  7. Muy cierto mi amiga, lo que sucede es que nosotras estamos viviendo en otro mundo muy distinto al de los mediocres. Yo también reniego de todo, tiro 3 #%$%^* y vuelvo a comenzar… después de todo me encanta lo que hago a pesar de que existan tantas personas con tan poco criterio.Así que ánimo… esto no termina aquí… ahora es que falta….

  8. Demasiado bueno el escrito… yo venia de un estado high pase a un extremo down y rápidamente al high y de verdad que esas reflexiones me parecen BUENISIMAS maravillosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s